26-02-2016

LA IMPORTANCIA DEL CONTROL PEDIÁTRICO ANTES DEL INICIO DE CLASES

El Hospital Garrahan recuerda a los padres y tutores que el control médico antes del inicio de clases es mucho más que una rutina para el colegio: se trata de la oportunidad de prevenir y detectar enfermedades en los niños, niñas y adolescentes.

Revisar el carnet de vacunación, hacer una visita al oftalmólogo y realizar la consulta pediátrica con su médico de cabecera, todas tareas que los padres o tutores pueden tomar como un trámite que deben cumplir ante el colegio, pero que, insisten los pediatras, se trata en realidad de una inmejorable oportunidad para conocer la salud de los niños, niñas y adolescentes.

La coordinadora de Atención Ambulatoria del Hospital Garrahan, Patricia Arrigoni, explicó que en esta consulta pediátrica deberían realizarse las siguientes acciones: Confeccionar un “día de vida” sobre hábitos alimentarios, horas de juego, horas de sueño, horas de presencia ante pantallas. "El comienzo de las clases lleva a las familias a reorganizar los horarios y para obtener un buen rendimiento escolar es fundamental garantizar las horas de descanso, respetar las cuatro comidas, en especial iniciar el día con un buen desayuno", afirmó.

Otra de las medidas importantes a tomar por los padres es revisar el carnet de vacunas y completarlo de acuerdo a la edad. Y, sobre todo, realizar un examen físico completo, que incluya medir y pesar al niño, evaluar cuál es su curva de crecimiento, tomar la tensión arterial con el "manguito" adecuado para el tamaño del brazo del niño, revisar la columna, evaluando marcha y postura. También es necesario recoger información sobre antecedentes de muerte súbita, enfermedades neurológicas, osteomusculares y cardiovasculares.

"El comienzo de clases es una oportunidad muy valiosa para realizar un examen médico anual, actualizar el carnet de vacunas, identificar condiciones crónicas de salud que pudieran pasar desapercibidas a la familia, también es un momento propicio para prevenir lesiones y recomendar hábitos saludables por parte de los pediatras", destacó Arrigoni.

Al ser el momento en que es necesario hacer este control también se convierte en una posibilidad de detectar factores de riesgo, en niños y en especial en adolescentes, como el consumo de sustancias, tabaquismo, inicio de relaciones sexuales, prevención de accidentes, entre otros. Por eso, antes de empezar las clases es necesario que padres y tutores cumplan con el control pediátrico. 

 

e-max.it: your social media marketing partner